Reforma de Vivienda/Estudio, San Vicente del Raspeig – Testimonio

CLIENTE: Miguel E. San Vicente del Raspeig

Obra realizada en 2013.

Reforma y adaptación a Vivienda-Estudio,

Soy diseñador y conocí Simón Interiores trabajando en un proyecto para ellos. Durante algunos meses estuve yendo a visitar una reforma de una vivienda para grabar el proceso en vídeo. Un vídeo que ahora mismo puede verse en su propia web.

Al seguir de cerca todo el proceso durante tanto tiempo, pude comprobar la profesionalidad con la que trabajaban. Había visto otras reformas antes e incluso había hecho alguna en casa y, desde luego, ésta no era la forma en la que trabaja una empresa de reformas al uso. El trato con todos los trabajadores de Simón también fue excepcional y, después de tanto tiempo trabajando junto a ellos, me quedó claro que nadie más tenía que venir a encargarse de la reforma de mi piso.

Compré mi vivienda de segunda mano. Un piso de unos 30 años en bastante buen estado puesto que había sido reformado hacía unos 4 años por los anteriores propietarios aunque, no coincidiendo en gustos con ellos, me interesó más por las posibilidades que me permitía de cara a una futura reforma.

La verdad es que tenía una idea muy clara de cómo quería que fuera todo en el piso. Desde el tipo de suelo hasta la distribución de habitaciones y paredes. Creo que la palabra ‘a medida’ representa muy bien el concepto de esta vivienda y de esta reforma. Desde la pared de ladrillos caravista en el salón hasta la impresionante librería y escritorio en la zona de trabajo, el suelo de tarima resistente al agua en toda la casa… todo está cuidado hasta el más mínimo detalle y adaptado a mis necesidades.

Lo que más me gustó de Simón fue que en ningún momento me plantearon ningún problema o duda con respecto a lo que yo quería hacer. Siempre buscaron todos los materiales necesarios para conseguir el acabado que yo buscaba partiendo muchas veces tan solo de fotos o de algunos dibujos. Realmente consiguieron recrear a la perfección aquello que tenía en mi cabeza. La pared de ladrillos caravista en el salón se realizó a mano ladrillo a ladrillo para conseguir exactamente el look que buscaba. Un look que podría haberse conseguido de forma similar y mucho más sencilla mediante moldes y yeso u otros ‘trucos’ pero que realmente no hubieran conseguido estar a la altura de lo que realmente hicieron. Los interruptores ‘retro’ en esa pared y las tapas de registro vistas de tipo industrial complementan perfectamente el look y quedan estupendas en ese muro.

Por otra parte, muchas veces me daban ideas o soluciones prácticas a pequeños contratiempos que iban surgiendo sobre la marcha y que no había tenido en cuenta. Realmente, cuando todos nos planteamos una reforma en nuestra cabeza tan solo tenemos en mente aquello que más nos interesa, lo que ‘se ve’ o lo que más nos llama la atención, pero no caemos muchas veces en pequeños detalles como distribución de puertas, luces, instalación eléctrica o pequeños detalles que van a hacer de nuestra vivienda un espacio más atractivo y cómodo.

Detalles como quitar el marco de la puerta de entrada en el muro de ladrillo y dejar el premarco a la vista para dar la sensación de puerta enclaustrada en la pared legitimizan totalmente la existencia de una pared entera de ladrillo caravista en un interior.

El colocar las tapas de las tomas de corriente en color negro sobre la pared de color negro también son pequeños aciertos que más de uno hubiera pasado por alto y son ese tipo de cosas que hacen que todo se perciba de forma natural y cohesionada.

Aun así, la joya de la corona en esta vivienda es el estudio o mi zona de trabajo. Trabajando en casa, para mi, ésta era una zona importante. Debía ser espaciosa y luminosa y ante todo, muy práctica, pero sin descuidar la estética. Originalmente, el estudio eran dos habitaciones de invitados simétricas colocadas a ambos lados del pasillo, pero al eliminar la tabiquería y redistribuir el espacio entre pilares es ahora un estudio de 35m2 espacioso e ideal para pasar muchas horas en él trabajando, recibiendo visitas o leyendo.

Mención especial merece el enorme trabajo de carpintería realizado en esta estancia y que consiste en una enorme librería de madera lacada de 7 metros de largo y de suelo a techo que se integra en los pilares y puerta de la estancia y forma un todo con la arquitectura de la vivienda. Una estructura capaz de soportar los cientos de kilos en libros, revistas y cómics que tiene que almacenar. Definitivamente, en IKEA no iba a encontrar una solución así.

El escritorio en forma de L es cómodo y muy amplio, con 3 metros y medio de longitud, llama la atención que no haya ni una sola pata que lo sujete al suelo, lo cual es terriblemente cómodo para moverte de un puesto de trabajo a otro o simplemente para limpiar, aunque quizá supusiera más de un quebradero de cabeza para los carpinteros que tuvieron que plantear su construcción y sujeción de forma segura a las paredes.

El cuarto de baño, aunque parezca extraño, es una de mis habitaciones favoritas, o quizá la que más me llamó la atención al terminar la reforma. Esto es porque originalmente no me había planteado reformarlo pero una serie de decisiones de última hora me hicieron cambiar de opinión. El plato de ducha de obra realizado a medida, algo tan tonto y práctico como la ventana oscilobatiente o la instalación de desagüe del aire acondicionado del estudio en la pared adyacente de forma que toda el agua va a parar directamente al desagüe del baño son cosas que mejoran la calidad de vida de forma que no podrías imaginar al principio. Demasiado bonito para una habitación que se planteó en el último momento y de la que no tenía ninguna idea previa en la cabeza. Realmente me sorprendió ver el resultado, tan acorde con el resto de la casa.

Cuando la gente me pregunta por la reforma y me dicen: Pero Simón ¿es caro o es barato? La respuesta no es tan simple como eso. Realmente es tan caro o tan barato como dinero tú te quieras gastar. ¿Quieres los mejores materiales? ¿Las mejores soluciones posibles para tu vivienda? ¿O prefieres materiales de peor calidad que a la larga pueden presentar desperfectos o chapucillas o parches que medio solucionen algunos problemas en tu vivienda? Todo este tipo de cosas determinan el precio final que vayas a pagar. Lo mejor… Simón se adapta a todo lo que quieras hacer.

A veces, cuando te metes en una reforma tan complicada puede dar un poco de miedo el pensar el dinero que te gastas, pero al final siempre compensa el ver el resultado final y ver que realmente mereció la pena. Yo, por mi parte, lo único que lamento son las partes de la casa que dejé por reformar como la cocina y que ahora pienso que podrían haber quedado tan impresionantes como el resto de la casa.

Descripción de la obra completa: http://goo.gl/pCjmH3

Si quieres ver la reforma completa en imágenes pincha aquí: Facebook / Pinterest

Esta entrada fue publicada en TESTIMONIOS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.